Logran dotar de una nueva retina a ratones ciegos y que éstos vean

Robert MacLaren -del Departamento Nuffield de Neurociencias Clínicas de la Universidad de Oxford y Mandeep Singh -del Hospital de la Universidad Nacional de Singapur- han logrado que la retina de varios ratones ciegos que carecían de células fotorreceptoras se regenerara parcialmente permitiéndoles ver luz tras trasplantarles células madre que se encontraban en la fase inicial hacia su desarrollo como células diferenciadas de retina. ¡En apenas dos semanas! Todo indica que la retina captaba la luz transmitiendo luego esa información al cerebro a través del nervio óptico. El experimento -se ha publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences- abre la puerta al posible tratamiento de quienes sufren enfermedades oculares degenerativas como la retinitis pigmentaria y otras.
Anteriormente se había logrado ya un resultado similar -se publicó en 2011 en Nature- pero con ratones que tenían ceguera nocturna o una retina sólo parcialmente degenerada.
“Hemos demostrado –explicaría el profesor MacLaren- que las células trasplantadas sobreviven, se vuelven sensibles a la luz y se interconectan de nuevo con el resto de la retina para restaurar la visión”.  MacLaren agregaría que ahora cabe comprobar que funciona en humanos aunque utilizando células madre células autólogas, es decir, procedentes de los propios pacientes.
Cabe añadir que de hecho hay ya un experimento en marcha en el Hospital Oftalmológico Moorfields de Londres con personas que padecen la llamada Enfermedad de Stargardt –un tipo de degeneración macular- usando células madre embrionarias humanas. Informaremos de los resultados en cuanto se den a conocer.