Logran hacer crecer el extremo de un pulgar

 

Científicos de la Universidad de Massachussets (EE.UU.) han conseguido hacer crecer mediante ingeniería tisular el dedo pulgar de un hombre de 34 años que lo había perdido accidentalmente. Para ello, los científicos han utilizado coral según un estudio clínico publicado en The New England Journal of Medicine.
Para lograrlo, los científicos tomaron células del paciente y las inyectaron en un trozo de coral al que habían modelado con la forma del fragmento de hueso perdido y después se le implantó en el pulgar recubriéndolo con tejido extraído de su estómago.
A pesar de que el pulgar no es perfecto al ser algo inestable y débil es muy grande el potencial de esta nueva técnica. Tras tres meses, el paciente pudo reincorporarse a su vida laboral y los médicos comprobaron -con una biopsia- la regeneración del tejido óseo. Del nuevo tejido, un 30% era coral y un 70% tejido blando. Los científicos apuntan que el éxito de la técnica se conseguirá cuando se incorpore por completo el tejido al organismo y se restaure la estructura y la función con normalidad.