Logran revertir el avance del Parkinson en primates 

Un equipo integrado por científicos estadounidenses y suizos ha conseguido revertir el desarrollo del Parkinson en primates, logro que puede llevar a encontrar una vida para frenar el proceso fatal de la enfermedad en humanos.
Los investigadores han utilizado en sus experimentos un virus especial que refuerza los nutrientes del cerebro, entre ellos el más importante, que es la dopamina. Esta sustancia es la encargada de enviar señales cerebrales para que las personas se comporten de forma normal y con movimientos suaves y controlados. De ahí que la pérdida de la dopamina esté asociada al desarrollo del Parkinson.
El estudio se centró en dos grupos de primates. El primero formado por ocho monos de edad avanzada con síntomas tempranos de la enfermedad y el segundo con simios más jóvenes sin rastro de la misma. Pues bien, tras tres meses de tratamiento intravenoso con el virus llamado lenti-GDNF los primates más viejos experimentaron un aumento de nutrientes en el cerebro, casi a la altura de los monos jóvenes que estaban sanos.
Entonces se inyectó un químico causante del Parkinson en los monos del segundo grupo para constatar que un tratamiento posterior de varios meses a base del lenti-GDNF lograba contrarrestar las primeras secuelas del mal.