LOS ACCIDENTES DE CARRETERA, TERCERA CAUSA DE MUERTE EN LA UNIÓN EUROPEA

 

Los accidentes de coche son la tercera causa de muerte e ingresos hospitalarios en la Unión Europea, precedida sólo por el cáncer y las enfermedades del corazón. Así lo indica un informe realizado por el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte (ETSC).
El riesgo de fallecimiento en el transporte por carretera es 40 veces mayor que el de cualquier otra actividad profesional en la Unión Europea y 12 veces mayor que el de las actividades del hogar. Viajar en coche es 10 veces más seguro que caminar, no obstante, pero es 10 veces menos seguro que desplazarse en autobús. El riesgo que supone ir en moto, por el contrario, es 20 veces superior al de viajar en coche.
El tren es el modelo de transporte más seguro, seguido de cerca por el autobús y el avión. El riesgo de viajar en avión está relacionado con el número de despegues y aterrizajes, momentos en los que se produce el 82% de los accidentes. Precisamente, la mayoría de los vuelos comunitarios son cortos. Por otra parte, los riesgos asociados con los viajes en ferry son 8 veces superiores a los de los viajes en tren.
En algunos casos, sin embargo, es más seguro viajar en coche que en autobús o tren: ello se debe a que se evita el elevado riesgo de andar o ir en bici antes y después de coger el tren o el autobús. Si más del 15% del viaje se hace en bici o a pie es más seguro utilizar el coche para esa misma distancia. Pero, en cualquier caso, el autobús y el tren siempre son más seguros para el conjunto de la comunidad ya que un solo conductor de automóvil causa más daños por kilómetro recorrido a los otros usuarios de la carretera que los peatones y los ciclistas.
Las 43.000 muertes anuales en carretera constituyen el 90% de todos los muertos por transportes y los accidentes de coche son la primera causa de fallecimiento para los europeos de menos de 45 años. Además, el 90% de todos los costes generados por accidentes de transportes proviene del transporte por carretera y supera los costes de congestión, polución, cáncer o enfermedades coronarias en la Comunidad.