Los antibióticos debilitan la flora intestinal aumentando el peligro de nuevas infecciones

El consumo de antibióticos afecta tanto a la microflora que el riesgo de colonización por otros microorganismos infecciosos aumenta después. Así lo indica una investigación dirigida por Eric Pamer en el Sloan Kettering Institute de Nueva York llevada a cabo con ratones.  El estudio ha demostrado que si bien en condiciones normales la microflora intestinal impide la colonización de numerosas bacterias patógenas el uso puntual de antibióticos facilita una nueva infección ya que las alteraciones que provoca en ella son grandes y persisten tiempo después de su administración.  Así se ha sabido tras tratarse durante una semana con dos antibióticos de uso común –la ampicilina y la vancomicina- a dos grupos de ratones. A los integrantes de uno de ellos se les sacrificó pronto para estudiar la microflora de sus intestinos -grueso y delgado- mientras a los del otro se les dejó que se recuperaran unas semanas para a continuación analizarla igualmente. Para lo cual se extrajo el ADN bacteriano de la misma, se amplificó el gen 16s rARN -mediante la técnica PCR- y se secuenció el producto obtenido. Las miles de secuencias obtenidas serían luego analizadas mediante complejos programas bioinformáticos que aportaron la información necesaria para conocer el tipo de bacterias que componían la microflora. Pues bien, los resultados mostraron que tanto la ampicilina como la vancomicina producen cambios en ella que perduran tras el tratamiento siendo la alteración más significativa la disminución de dos de las bacterias benéficas más importantes de la microflora gastrointestinal, vaginal y bucal: los lactobacillus y los bacteroides. Y se trata de algo muy peligroso porque esos investigadores infectaron luego a ratones tratados previamente con antibiótico con el conocido Enterococo resistente a la Vancomicina y éste colonizó de inmediato los intestinos mientras que cuando se infectó a ratones a los que no se dio el antibiótico ese enterococo fue eliminado sin problemas en una o dos semanas. El enterococo es una bacteria presente de forma natural en los intestinos humanos pero ciertas variedades se han hecho resistentes a la vancomicina y por eso reciben el nombre de Enterococos resistentes a la Vancomicina.
La noticia es trascendente porque cada vez más personas infectadas por bacterias resistentes a antibióticos terminan con éstas en sangre poniéndose en grave peligro sus vidas.