¡Los antibióticos pueden provocar salmonelosis!

Un equipo coordinado por Andreas Bäumler, profesor de Inmunología y Microbiología Médica de la Universidad de California de Davis en Sacramento (EEUU), acaba de publicar en Cell Host & Microbe un ensayo murino según el cual la ingesta de antibióticos provoca un aumento del oxígeno presente en el intestino que acaba con las bacterias 'buenas' y potencia las malas pudiendo ello dar lugar a salmonelosis. Según explican los antibióticos combaten las bacterias patógenas pero también las benéficas por lo que un tratamiento prolongado impide que éstas descompongan la fibra de los vegetales para crear butirato, ácido orgánico esencial para las células que recubren el intestino grueso e imprescindible fuente de energía para absorber agua; disminución de la capacidad para metabolizar fibra que impide que las células benéficas consuman oxígeno y aumente el nivel de éste en el lumen intestinal favoreciendo así el crecimiento de la salmonella (no ocurre así con los microbios beneficiosos del intestino que crecen en condiciones anaeróbicas o en ausencia total de oxígeno). Cabe añadir que trabajos anteriores ya vincularon la ingesta de antibióticos con la enfermedad inflamatoria intestinal.