Los antidepresivos provocan impotencia

El 73% de los varones que ingieren antidepresivos tienen problemas de disfunción eréctil. Así lo ha constatado recientemente un estudio efectuado por un grupo de médicos del Boston Medical Group, alianza internacional de 103 clínicas médicas especializadas en el tratamiento de disfunciones sexuales masculinas de Estados Unidos, Europa, Iberoamérica, Australia y Oriente Próximo. Según éstos se debe a que esos fármacos afectan directamente a los niveles de serotonina -monoamina neurotransmisora sintetizada en las neuronas del sistema nervioso central- y según el doctor José Benítez –director médico del citado grupo- provocan “un estado de relajación que puede llevar a una disminución del interés y del apetito sexual además de una disminución de la respuesta de erección. En la mayor parte de los casos una vez termina el tratamiento la actividad sexual se puede volver a recuperar sin necesidad de tratamientos específicos pero en otros casos es necesario acudir al especialista para buscar una solución”. El Dr. Benítez añadiría que los fármacos para la depresión más recomendados hoy son los antidepresivos tricíclicos que regulan los niveles de serotonina y a su vez interactúan con la dopamina y prolactina lo que provoca cambios en el estímulo sexual y la sensibilidad del pene, disminución del deseo y del placer, retardo en la eyaculación y alteraciones circulatorias que llevan a la disfunción eréctil o impotencia.