Los antidepresivos pueden afectar negativamente al feto

Una de las cosas que mejor demuestran hasta qué punto muchos médicos necesitan ser mentalmente desprogramados de las memeces que les ha inculcado la industria farmacéutica está en el hecho de que hoy día casi el 11% de las mujeres que se someten a un tratamiento de fertilidad ¡son medicadas simultáneamente con antidepresivos! Sin embargo un trabajo recién publicado en Human Reproduction por un equipo de investigación del Beth Israel Medical Center dirigido por Adam Urato reconoce que su consumo puede dar lugar a un parto prematuro, al aborto o a complicaciones tras el nacimiento que incluyen irregularidades en el comportamiento del niño, autismo incluido. Siendo los más peligrosos los inhibidores de la recaptación de la serotonina. Llegándose a afirmar en él que no se ha encontrado además la más mínima evidencia de que las madres o los niños estén mejor cuando ellas toman antidepresivos durante la gestación. Bueno, pues ya ha habido médicos que han reaccionado estúpidamente defendiendo el uso de antidepresivos durante el embarazo con argumentos demagógicos a los que aún así han dado rápidamente cabida los medios de comunicación al servicio de la gran industria farmacéutica (lea el lector en nuestra web –www.dsalud.com– el artículo que con el título Los antidepresivos: además de peligrosos, inútiles publicamos en el nº 104.