Los antidepresivos que se dan a los niños nunca se habían probado en ellos

 

La FDA -agencia estadounidense del medicamento- ha reconocido que el consumo de antidepresivos puede llevar a pensamientos y conductas suicidas en niños y adolescentes por lo que va a revisar minuciosamente los ensayos clínicos que dieron lugar a su aprobación… en adultos. Y va a comprobar de paso si esos efectos negativos ahora constatados también se dan en los adultos. Aunque lo grave es que ahora sabemos que los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina no habían “demostrado” jamás su presunta efectividad en niños… a pesar de lo cual se les suministraba. ¡El negocio manda!