Los chequeos preventivos masivos no sirven para nada

Los chequeos preventivos generales -análisis de sangre y orina, control de la hipertensión y de los niveles de azúcar, colesterol, glucosa, electrocardiogramas, revisiones oculares, etc.- ni reducen el riesgo de muerte ni previenen enfermedades graves como las cardiovasculares o el cáncer; al menos así lo asevera una reciente revisión del Nordic Cochrane Centre de Copenhague (Dinamarca) dirigida por Lasse T. Krogsboll tras repasar 14 ensayos que compararon la evolución de 182.880 pacientes entre los que unos se habían sometido a chequeos generales preventivos y otros no. El resultado es contundente e indica que la revisión sistemática no produce efectos beneficiosos notables: ni reduce el riesgo de muerte en general, ni el de enfermedad, ni el número de fallecimientos por patologías cardiovasculares o cáncer. En España afortunadamente no se hacen aún revisiones masivas por parte del sistema sanitario.