Los cigarrillos norteamericanos tienen aún más nicotina que antes 

La cantidad de nicotina que hay en gran parte de los cigarrillos norteamericanos es un 10% mayor que hace seis años según una investigación efectuada por el Departamento de Salud Pública del estado norteamericano de Massachusetts lo que los convierte aún en más adictivos y cancerígenos. Los investigadores revelaron que de las 179 marcas de tabaco analizadas en el 2004 el 93% tenía ya el nivel máximo de nicotina permitido cuando en 1998 sólo lo alcanzaba el 84% de las 116 marcas entonces estudiadas. Siendo ya el colmo que entre las marcas que en el 2004 contenían el nivel máximo de nicotina había 59 que se comercializaban como light y 14 como ultralight. Los incrementos fueron especialmente altos en las marcas Marlboro, Camel y Newport -las más populares entre la juventud- y en la de cigarrillos mentolados Kool.
Las tabaqueras han optado por el silencio aunque dos conocidas compañías, RJ Reynolds –fabricante de las marcas Camel y Kool– y Lorillard Tobacco Co decidieron cancelar de forma temporal sus webs. ¿Para evitar quizás ser acusadas de mentir en ellas?
El popular diario The New York Times expresaba en un editorial hace apenas unos días su indignación: "La mayoría pensábamos que el país estaba intentando disminuir el nivel de tabaquismo y resulta que la industria tabaquera se dedicaba mientras a elaborar en secreto estrategias rapaces para hacer aún más adictivos los cigarrillos”.
La cuestión es simple: mientras los propietarios y ejecutivos de la gran industria tabaquera –y esto puede extenderse a los de la industria farmacéutica- no sean procesados por sus abusos y delitos, y estén convencidos de su impunidad y de que se les eximirá de responsabilidades civiles y penales ofreciendo simplemente indemnizaciones que las clases política y judicial siempre aceptan… no hay nada que hacer. Un caso más para convencerse de la absoluta falsedad de que la Justicia sea igual para todos.