Los clones de clones ofrecen claves contra el envejecimiento

 

Expertos de la Universidad Rockefeller (Nueva York) han conseguido clonar una serie de seis generaciones sucesivas de ratones en un experimento que ha dado nuevas claves para entender el proceso del envejecimiento. Los científicos encontraron que los clones de clones no mostraron signos de envejecimiento prematuro.
Mientras otros estudios sólo habían analizado una primera generación de clones, la investigación del profesor Teruhiko Wakayama pudo realizar hasta seis a través de la técnica llamada transferencia nuclear.
Los expertos estudiaron el proceso del envejecimiento a través de los telómeros, las estructuras que se encuentran en las puntas de los cromosomas y que juegan un papel importante en el proceso de envejecimiento de las células, según los expertos. Los científicos descubrieron que la oveja Dolly tiene telómeros más cortos por lo que podría desarrollar enfermedades asociadas a la edad.
En sus resultados, los investigadores creen que la cortedad de los telómeros no es un fenómeno propio del proceso de la clonación. Es más, en sus experimentos notaron que los telómeros de los ratones clonados parecían agrandarse ligeramente en cada generación.