Los derivados de la soja pueden alterar el sistema inmune

 

Las concentraciones de genisteína sérica que contienen algunos preparados alimenticios infantiles de soja pueden producir anomalías en el timo y provocar un deterioro del sistema inmune, según un estudio efectuado en la Universidad de Illinois que publica The Proceedings of the National Academy of Sciences.
El equipo de Paul S. Cooke, coordinador de la investigación, administró genisteína a un grupo de ratones en una cantidad similar a la que se emplea en los preparados infantiles observando que provocaba una reducción significativa del número de linfocitos y del tamaño del timo. Los efectos eran similares tanto si se inyectaba la genisteína directamente como si se ingería con la alimentación. "Nuestros datos –explicaría– sugieren que el sistema inmune puede ser especialmente vulnerable a la genisteína y compuestos similares".
Casi un 15% de los niños norteamericanos se alimenta con preparados de soja.