Los envases de los alimentos son muy peligrosos

Un equipo suizo de científicos coordinado por Jane Muncke -Directora del Foro de Envasado de Alimentos- acaba de publicar en Food Additives and Contaminants un trabajo en el que se denuncia que actualmente se están utilizando con el beneplácito de las autoridades sanitarias nada menos que 175 sustancias tóxicas en la fabricación del envasado alimentario. Entre ellas el bisfenol A -utilizado sobre todo en las latas de conserva y botellas de plástico-, los ftalatos -se añaden a los plásticos para darles flexibilidad-, los parabenos -usados para ampliar la caducidad de productos cosméticos-, las benzofenonas -incluidas en los filtros ultravioleta- y otras muchas. Productos que pueden dar lugar a todo tipo de problemas al pasar a los alimentos: obesidad, diabetes, problemas de fertilidad, alteraciones tiroideas, trastornos del sistema inmune, cáncer, disfunciones endocrinas y cardiovasculares, problemas en el cerebro…. Las autoridades alegan que están presentes en cantidades mínimas "aceptables" pero lo cierto es que nadie ha estudiado los efectos sinérgicos de esas sustancias y muchas de ellas están simultáneamente en los envases. Grave problema porque según este nuevo informe el número de sustancias químicas que pueden entrar en contacto con los alimentos durante su manejo y almacenamiento es de cerca de 6.000.

En suma, un nuevo estudio que se une a los ya existentes y de los que ninguna autoridad hace caso. El lector interesado en ampliar la información puede leer en nuestra web –www.dsalud.com– los artículos que con los títulos ¿Podrá la industria química seguir contaminándonos impunemente?, El enorme peligro de algunos envases de plástico, Potencial peligro de biberones, chupetes, tetinas, botellas y otros productos de uso masivo, Injustificable intoxicación masiva de los niños y ¿Son los parabenos la principal causa del cáncer de mama? publicamos en los números 63, 112, 131, 136 y 150.