Los expertos de la FDA proponen que no se apruebe


Arcoxia, el fármaco con el que Merck quería suceder al retirado Vioxx, es también peligroso

Arcoxia,fármaco desarrollado por la multinacional farmacéutica Merck para el tratamiento de la osteoartritis y que quería convertir en sucesor del antiinflamatorio Vioxx -retirado en el 2004 por sus efectos cardiovasculares negativos- no debería ser aprobado por la FDA según los expertos asesores de la FDA que han dado su opinión. La votación no deja lugar a dudas: 20 votos en contra y sólo uno a favor. La decisión final se tomará el 27 de abril, cuando este número salga a la venta. Al parecer el nuevo fármaco no es más eficaz para aliviar el dolor que otros medicamentos ya en el mercado y, sin embargo, podría incrementar de forma sustancial el riesgo de ictus y ataques al corazón.