Los fosfatos presentes en muchos alimentos estimulan el cáncer

 

El consumo habitual de alimentos que contienen fosfatos inorgánicos parece estimular el cáncer de pulmón –y quizás de otros tipos- pues acaba de constatarse que provoca un aumento del tamaño del tumor. Y lo malo es que se trata de aditivos empleados hoy habitualmente en el procesamiento de carnes, quesos, bebidas y productos de panadería y bollería.
Así lo ha constatado un trabajo de investigación con ratas dirigido por Myung-Haing Cho en la UniversidadNacionalde Seúl (Corea del Sur) recientemente publicado en The American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine. "Las dietas altas en fosfatos inorgánicos –declararía éste-provocan un aumento del tamaño del tumor de pulmón" agregando que ello se debe probablemente a que "provocan cambios en las vías respiratorias".
Se calcula que cada persona consume hoy una media de un gramo de fosfatos al día por lo que los científicos han sugerido a las autoridades que regulen cuanto antes de nuevo su uso dada su utilización masiva y abusiva ya que se están agregando sólo para aumentar la retención de agua y mejorar la textura de los alimentos. Myung-Haing Cho recordaría que es verdad que los fosfatos son necesarios para la salud en muy pequeña cantidad pero a altas dosis son claramente perjudiciales.