Los hábitos de vida influyen más en el cáncer que la herencia genética

 

El mayor estudio sobre cáncer en gemelos indica que el desarrollo de esta enfermedad depende de los hábitos de vida más que de la herencia genética. El descubrimiento, hecho por un equipo de expertos daneses, suecos y finlandeses, corrige la línea habitual que atribuía gran importancia a los genes, en especial desde el aumento de los estudios sobre el genoma humano.
Aunque los factores genéticos tienen cierta importancia en el desarrollo del cáncer de mama y de próstata, el entorno es el mayor desencadenante de la enfermedad. Los 28 tipos de cáncer estudiados por el equipo del Instituto Karolinska de Estocolmo en 90.000 parejas de gemelos ha mostrado que el 65% de los casos de cáncer no dependían de factores hereditarios.
La importancia del entorno había sido ya demostrada por otros estudios sobre el cáncer de mama en mujeres americanas de procedencia asiática.