Los huesos rotos se podrán “soldar” con cristal

 

El científico británico Larry Hench (a la derecha en la foto, acompañado del doctor Ian Thompson)  ha inventado una espuma bioactiva -el Bioglass– que permitirá a los cirujanos soldar huesos con ella ya que se pega a los tejidos vivos facilitando su curación y regeneración. Algo muy útil sobre todo en los casos de osteoporosis cuando los huesos son tan frágiles que un mínimo accidente puede causar su fractura.
A lo largo de la vida los huesos crecen y se regeneran. Mientras unas células llamadas osteoclastos absorben tejido óseo depositando el calcio en la sangre, otras llamadas osteoblastos van formando el nuevo hueso a partir del calcio tomado de la sangre. Sin embargo, con la edad se pierde ese equilibrio entre la desaparición y la regeneración del hueso -sobre todo en las mujeres- por lo que la masa ósea pierde densidad. Por otra parte, las mujeres tienen menos masa ósea que los hombres, condición que se acentúa tras la menopausia. Sin embargo, algunas mujeres jóvenes como las atletas, las bailarinas y las anoréxicas tienen el mismo problema. Ello se debe a que el poco peso aumenta el riesgo de osteoporosis pues los huesos pierden densidad.
Pues bien, se ha descubierto además que cuando el Bioglass se disuelve produce sustancias que actúan a modo de "abono" facilitando el crecimiento de las células óseas. Por eso se ha pensado en inyectar este ingrediente o fabricar con él píldoras contra la osteoporosis. Algo para lo cual debe aún determinarse cómo actúan esos ingredientes en el proceso de regeneración ósea. "Ha llegado el momento –explica Hench- de pasar de la utilización de huesos artificiales a aprovechar los propios mecanismos regenerativos del cuerpo para r