Los padres británicos podrán congelar células del cordón umbilical de sus bebés

 

Los padres británicos podrán congelar las células del cordón umbilical de sus bebés y guardarlas por si en el futuro el bebé desarrolla alguna enfermedad que éstas puedan ayudar a combatir.
Como se sabe, la transfusión de células de la sangre del cordón umbilical ayuda a combatir enfermedades como la leucemia mediante la regeneración del sistema inmune del paciente. Y, en este caso, al ser del propio paciente, sin riesgo de rechazo.
El proceso cuesta en torno a las 120.000 pesetas y permitirá almacenar las células en nitrógeno líquido durante 20 años. La empresa cuenta ya con instalaciones en Gran Bretaña, Holanda y Alemania.