Los pesimistas padecen más riesgos de sufrir nuevos bloqueos arteriales


EL OPTIMISMO Y LA ALEGRÍA PUEDEN EVITAR QUE SE REPITAN PROBLEMAS CORONARIOS 

Las personas pesimistas, con baja autoestima y que consideran que no controlan su vida son más propensas a sufrir nuevos problemas coronarios que aquellos que tienen una actitud más alegre ante la vida. Así lo asegura un reciente estudio norteamericano realizado entre unas 300 personas que habían sufrido intervenciones quirúrgicas debido a bloqueos arteriales.
“Nuestro estudio sugiere que los profesionales de la salud deben tratar de identificar a las personas que corren riesgos de recaer y realizar un seguimiento de su comportamiento general”,asegura Vicki Helgeson, profesora de Psicología en la Universidad norteamericana de Carnegie Mellon y directora de la investigación.
Para realizar ésta, el equipo de Helgeson pidió a 292 personas que se habían sometido a una angioplastia que midieran sus sentimientos de optimismo, autoestima y control de sus vidas. Según los resultados, estos pacientes fueron divididos en tres grupos. En los seis meses posteriores a la operación de angioplastia, un 20% de los estudiados volvió a sufrir un bloqueo arterial -lo que se denomina restenosis-. La investigación demostró que en el grupo con mayor autoestima sólo el 10 por ciento de los pacientes sufrió un segundo problema coronario frente al 29% registrado en el grupo más pesimista.
Estos datos vienen a confirmar otros de estudios anteriores que demuestran que las personas que sufren depresión son más propensas a padecer problemas del corazón.
“Este estudio constituye una prueba más de que las variables psicológicas son importantes”, ha afirmado Martha Hill, ex presidenta de la Asociación de Cardiología de Estados Unidos.