Los privilegios del sector farmacéutico español, a punto de acabarse

 

A partir del próximo mes de mayo los países miembros de la Unión Europea deberán revisar todas las normas legales vigentes en sus respectivos ámbitos que limitan el comercio entre ellos o impiden la libre competencia. Y evidentemente ello incluye al mercado farmacéutico español que hoy disfruta a la vez de las ventajas de la libre competencia… y de las clásicas protecciones de un régimen monopolístico.
La situación actual llevaba siendo denunciada desde hace más de un año por el Instituto para la Defensa de la Competencia y la Liberalización de la Farmacia(INDECOF) endefensa de los intereses de los consumidores, “perjudicados por la decadencia de este modelo protegido”. El cambio de modelo, según INDECOF, supondrá un incremento importante del número de farmacias, mayor “stock” de medicamentos en las mismas, la generación de miles de empleos directos para farmacéuticos hoy en paro y ahorros sustanciales para la sanidad pública y para los consumidores además de una mejor atención al cliente, fruto siempre de la competencia directa.
 “El fin del monopolio -afirma Vicente Fernández, presidente y portavoz de INDECOF- va generar más oportunidades de empleo y precios más competitivos”