Los transplantes de células cerebrales ayudan a los enfermos de Parkinson

 

Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado (EE.UU.) ha revelado que los pacientes que recibieron transplantes de células cerebrales productoras de dopamina -un mensajero químico del cerebro- experimentaron mejoras significativas, según publica The New England Journal of Medicine. La enfermedad de Parkinson provoca la pérdida de las células productoras de dopamina en ciertas áreas del cerebro por lo que, según los investigadores, es evidente que una sustitución de estas células haría mejorar al paciente de su enfermedad.
El estudio comparó los resultados de 20 transplantes de células con otras 20 operaciones ficticias (¿se informará a los familiares de estas personas que están siendo utilizadas como cobayas?) en las que no se implantó ninguna célula. Según los resultados, los pacientes de menos de 60 años que recibieron los transplantes mejoraron más significativamente que los pacientes que no sufrieron la operación. Tanto los pacientes jóvenes como los más mayores mostraron mejores resultados que el resto.
Los temblores no variaron de un grupo a otro de pacientes, al igual que la dosis de medicación o los efectos secundarios. Además, estudios especiales y autopsias de dos pacientes confirmaron el aumento de las células transplantadas de dopamina. Según los investigadores, este estudio muestra que el transplante de células puede modificar el transcurso de una enfermedad neurodegenerativa como el Parkinson. Los transplantes de células del cerebro están limitados por la falta de disponibilidad de tejido fetal.