Láser para tratar los fibromas de matriz 

 

Un equipo de investigadores del hospital St Mary's de Londres y de la London School of Hygiene and Tropical Medicine han desarrollado un nuevo método para tratar los fibromas de matriz con anestesia local y cirugía ambulatoria: un láser guiado por resonancia magnética.
La técnica consiste en introducir cuatro agujas finas en el abdomen de la paciente con anestesia local para llegar hasta el fibroma guiándose por resonancia magnética obteniéndose una imagen térmica del fibroma actualizada cada tres segundos. Luego se introducen a través de las agujas unas fibras ópticas y a través de ellas se envía un rayo láser que ataca al fibroma por calor. Cuando la temperatura del láser llega a su nivel óptimo de 55°C, la imagen pasa de azul a verde. De ese modo el cirujano puede aplicar mejor el tratamiento a toda la zona sin perjudicar al tejido sano circundante.
Sólo una de las 66 pacientes tratadas hasta ahora con esta técnica tuvo que pasar la noche en el hospital (vivía sola) y ninguna tuvo que volver. A todas se las administró un analgésico sencillo para que tomaran en casa y ninguna requirió más. El tratamiento resulta especialmente adecuado para las mujeres que quieran seguir teniendo hijos.
Casi la cuarta parte de las mujeres tiene fibromas (tumores fibrosos benignos) de matriz. Y si bien muchas no tienen síntomas otras sufren dolor durante periodos largos y a veces problemas de fertilidad que llegan incluso a la esterilidad o al aborto no provocado. Así, de las 47.000 histerectomías que se practicaron el año pasado en el Reino Unido un 60% se debían a fibromas.
Más información en: www.st-marys.nhs.uk