MEZCLAR LEJÍA Y AMONIACO EN LA LIMPIEZA DOMÉSTICA PUEDE SER PELIGROSO

 

Un estudio publicado en la última edición del New England Journal of Medicine desaconseja utilizar distintos productos de limpieza en las tareas domésticas cotidianas, especialmente lejía y amoniaco.
Los médicos del Centro Médico de la ciudad de Phoenix (EE.UU.) emprendieron el estudio que ha llevado a este descubrimiento a raíz del caso de un ama de casa estadounidense que estuvo al borde de la muerte debido a la reacción provocada por una mezcla de productos de limpieza, teniéndole que ser practicada una traqueotomía para salvarla la vida.
En la investigación porterior el equipo de Phoenix constataría que, efectivamente, la combinación de amoníaco y lejía libera un tipo de gases (cloraminos) que resultan nocivos al reaccionar con la humedad de la garganta humana, desprendiendo ácido hidroclórico y radicales libres, componentes tóxicos.