Miles de niños nacieron con malformaciones por consumir sus madres el antiepiléptico Dépakine

El ácido valproico -también conocido como valproato o valproato sódico- es un ácido graso con capacidades anticonvulsivas que se comercializa desde hace más de medio siglo -hoy es propiedad de Sanofi– como Depakene, Depakote, Valcote Sprinkle y Stavzor a pesar de sus numerosos efectos secundarios negativos al que ahora se acusa del nacimiento de miles de niños con malformaciones por consumirlo sus madres durante el embarazo. Así se desprende de un reciente informe efectuado a instancias del Ministerio de Sanidad francés por la Inspección General de Asuntos Sociales (IGAS) tras la denuncia de la Asociación de Víctimas de Dépakine (APESAC por sus siglas en francés) según la cual solo en Francia puede haber provocado malformaciones a un millar de niños. Según su presidenta, Marine Martin -que tiene a causa de su ingesta dos hijos gravemente discapacitados-, da lugar especialmente a autismo e hiperactividad.

Lo vergonzoso es que aunque los casos de malformaciones que causa el fármaco llevan años denunciándose la agencia de salud pública francesa no informó de ello a pacientes y médicos hasta diciembre de 2014 y no prohibió su uso en embarazadas ¡hasta mayo de 2015! Y eso que el problema se conoce desde hace años. Nuestro propio Ministerio de Sanidad admite de hecho que en España se advierte de esa posibilidad ¡desde 2007!

En fin, solo hay algo seguro sobre este asunto: nadie ira a la cárcel por ello.