Millones de vacunas para la gripe A sin utilizar

 

Una vez constatado que la presunta pandemia de gripe A era simplemente un montaje de algunas multinacionales -apoyadas por determinados directivos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que están en realidad a su servicio para vender vacunas -como durante varios meses denunció de forma ampliamente documentada esta revista sin que la inmensa mayoría de los medios de comunicación quisiera hacerse eco- el Ministerio de Sanidad que ¿dirige? la ministra Trinidad Jiménez intentó devolver buena parte de las mismas a lo que los laboratorios farmacéuticos implicados –GlaxoSmithKline, Novartis y SanofiAventis- se negaron. Y es que nuestra campaña de información –que secundaron otros medios minoritarios y personas individuales por Internet- terminó dando sus frutos. Especialmente entre los médicos y enfermeros ya que ¡el 80%! se negó a vacunarse. Y claro, ellos mismos terminaron aconsejando a quienes les preguntaban qué hacer que no se vacunasen contradiciendo así las órdenes recibidas. Lo grotesco es que el estado español compró 22 millones de dosis a Novartis, 14,7 millones a GlaxoSmithKline (GSK) y 400.000 a Sanofi-Aventis. Morgan Stanley calculó que esas tres multinacionales ingresarían con las vacunas 5.300 millones de dólares (3.600 GSK, 1.100 Sanofi y 600 Novartis) en seis meses (de octubre del 1009 a marzo del 2010). Vergonzoso.