Muchas operaciones de apendicitis son innecesarias

 

A pesar de que cada vez son más sofisticados los métodos de diagnóstico, el número de apéndices sanos que se extraen sin necesidad es altísimo. Así lo demuestra un estudio de la Universidad de Seattle dirigido por el doctor Darvid Flum que publica Archives of Surgery según el cual en 1997 se realizaron en Estados Unidos 50.000 apendectomías innecesarias. Aunque lo más grave es que más 700 de las personas operadas sin necesidad murieron como consecuencia de la intervención y otras 1.200 sufrieron graves complicaciones. Lo que demuestra que eso de que extraer un apéndice sano no supone ningún problema, como dicen muchos cirujanos para excusar su error de diagnóstico y que una vez que han abierto opten por quitárselo al paciente, es una falacia. Toda operación implica un riesgo.
A ello hay que añadir el enorme costo que implican esas innecesarias operaciones, con prolongadas estancias en el hospital (una media de seis días).
Los resultados son extrapolables a casi todos los países a juicio de los expertos.