MUCHOS MEDICAMENTOS PRESCRITOS A BEBÉS SÓLO HAN SIDO PROBADOS EN ADULTOS

 

Un grupo de científicos británicos dirigidos por la Dra. Sharon Conroy acaba de denunciar en el Archives of Disease in Childhood que buen número de los medicamentos que se recetan a bebés sólo han sido probados en adultos y que, por tanto, podrían poner en peligro la salud de los recién nacidos.
El equipo estudió durante tres meses los casos de 70 recién nacidos que recibieron tratamiento en la unidad de cuidados intensivos de un hospital, descubriendo que el 90% de los medicamentos que tomaron los bebés no habían sido probados en niños.
Según los expertos, los bebés reaccionan de diferente manera a los fármacos que los adultos y son más vulnerables a los efectos tóxicos y secundarios porque no tienen los riñones y el hígado desarrollados.