Nace un bebé seleccionado por sus genes para salvar a su hermana 

 

Una pareja norteamericana de Colorado (EE.UU.) eligió previamente los genes con los que debía nacer su hijo –primera vez que ocurre en la historia- a fin de que se pudieran luego utilizar células suyas para trasplantarlas en una hermana mayor enferma y así poder curarla.
El pequeño Adam Nash podrá quizá salvar así –sin ser consciente de ello- la vida de su hermana Molly, de seis años, quien padece una enfermedad incurable bautizada como anemia de Fanconi.
El trasplante tuvo lugar ya el pasado día 26 de septiembre tras extraerse las células del cordón umbilical del pequeño Adam nada más nacer. Ahora hay que esperar los resultados.
La anemia de Fanconi es una enfermedad que afecta al desarrollo de las células en la médula y produce anemia, hemorragias y desórdenes inmunológicos que suelen producir la muerte a los 7 años a causa de leucemia o de otras complicaciones similares.