Neurontin y Lyrica impiden que el cerebro haga nuevas sinapsis neuronales

Los antiepilépticos Neurontin (gabapentina) y Lyrica (pregabalina) habitualmente usados para tratar el dolor neuropático periférico y las crisis parciales convulsivas así como la ansiedad generalizada y otras patologías para las que no está aprobado su uso bloquean la formación de nuevas sinapsis cerebrales reduciendo drásticamente el potencial de rejuvenecimiento de la plasticidad cerebral. Lo constató un trabajo titulado Neurontin y Lyrica son altamente tóxicos para las nuevas sinapsis cerebrales encabezado por Çagla Eroglu. Son muy peligrosos y no se justifica pues su presencia en el mercado pero ni la FDA ni la Agencia Europea del Medicamento parecen tener intención de retirarlos.