Niegan que exponerse al ultrasonido incremente el riesgo de leucemia en bebés

 

Las pruebas de ultrasonido en la etapa temprana del embarazo no aumentan las probabilidades de que el bebé se pueda ver afectado de leucemia según un estudio realizado por la Universidad Uppsala y el Instituto Karolinska de Suecia que acaba de publicarse en el British Medical Journal.
Las pruebas de ultrasonido forman parte de la rutina para realizar un seguimiento del crecimiento y la salud del feto. Estudios anteriores habían cuestionado este método y habían sugerido que las ondas ultrasónicas podían afectar el desarrollo del futuro bebé.
Sin embargo, los investigadores suecos dirigidos por la Dra. Estelle Naumburg han podido comprobar que no existe relación entre estos exámenes y la leucemia linfática o mieloide. Para ello analizaron los datos de niños leucémicos y niños sanos nacidos entre 1973 y 1989 y no encontraron incidencia alguna de las pruebas de ultrasonido en el desarrollo de la enfermedad.