¡No coloque el ordenador portátil sobre las piernas! 

Colocar el ordenador portátil sobre las piernas mientras funciona el WiFi disminuye la motilidad del esperma y fragmenta su ADN; así lo ha constatado un equipo de investigación dirigido por Conrado Avendaño en el Centro Nascentis de Medicina Reproductiva de Córdoba (Argentina) cuyo trabajo acaba de publicarse en Fertility and Sterility. Se trata del primer estudio que evalúa el impacto directo de un portátil en los espermatozoides. Para ello se analizó el semen de 29 donantes sanos de entre 26 y 49 años comprobándose que basta usarlo cerca de los testículos conectado al WiFi durante 4 horas seguidas para que el movimiento de los espermatozoides disminuya y sufran cambios irreversibles en su código genético. De hecho en el 25% de los casos los espermatozoides dejaron de moverse por completo y en un 9% hubo daños en el ADN. Los expertos lo achacan obviamente a las radiaciones electromagnéticas del WiFi. Nuestros lectores están advertidos.