Novedosa pintura refresca las casas en verano y las calienta en invierno 

 

Científicos de la Universidad Tongji de Shangai (China) han creado una nueva pintura para paredes que tiene la capacidad de generar la temperatura adecuada en los edificios.
La pintura absorbe el calor que emana el sol cuando la temperatura ambiente desciende de los 20 Cº y ayuda a caldear las habitaciones. En cambio, cuando la temperatura sobrepasa los 20 Cº la pintura comienza automáticamente a reflejar los rayos del sol para mantener el edificio fresco. Puede llegar a incrementar el calor 4 grados en invierno y bajar la temperatura en verano hasta 8 grados.
Además, el recubrimiento cambia de color según la estación dependiendo de la absorción solar. Los investigadores han tomado en consideración las preferencias personales, poniendo tonos frescos como azules en verano y tonos más cálidos en invierno.
Yiping Ma, director del equipo chino, prosigue las investigaciones para mejorar la durabilidad de la pintura. Actualmente los edificios que la utilizan tienen que pintarse cada 4 años para que la cobertura siga siendo efectiva.