Nueva técnica para acelerar la regeneración ósea

 

El laboratorio español Biotechnology Institute (BTI) ha desarrollado una técnica que acelera notablemente la regeneración ósea tras una fractura e, incluso, de los implantes dentales. Patentada por Eduardo Anitua, basta con extraer una pequeña cantidad de sangre del paciente, centrifugarla y obtener así un plasma rico en factores de crecimiento (proteínas) que, tras adquirir una textura gelatinosa, se coloca en el defecto óseo. Se trata de una técnica fácil de aplicar, indolora y muy barata: unos 4 euros.
El principio fundamental consiste en estimular al organismo para que sustituya tejidos viejos o defectuosos por tejidos jóvenes.