Nuevas demandas contra Sanofi Aventis

en España por el caso del Agreal 

Los despachos jurídicos Bufete Osuna y Oria, Peña, Pajares & Asociados Abogados -que representan a miles de mujeres afectadas por el fármaco Agreal– han anunciado públicamente la presentación en enero de más de 100 nuevas demandas en el Juzgado de Primera Instancia de Madrid por la comercialización de ese medicamento que, como hemos denunciado varias veces, produjo graves secuelas a miles de mujeres en nuestro país sin que nuestras autoridades sanitarias hayan actuado por ello en ningún sentido. Se trata de una de las primeras acciones que se llevarán a cabo después de que la Audiencia Provincial de Barcelona dictara el pasado 27 de noviembre la primera sentencia –pronunciada a favor de tres afectadas- aunque las indemnizaciones concedidas hayan sido incomprensiblemente ridículas. Como en su momento contamos la familia de una de ellas -que terminó quitándose la vida- recibirá 7.000 euros de indemnización.
ElAgreal se prescribió en España durante 22 años para combatir presuntamente “los sofocos y las manifestaciones psicofuncionales propias de la menopausia” y causó graves efectos secundarios como depresión, parkinson y dependencia en decenas de miles de mujeres. El medicamento lo comercializó desde 1983 Sanofi Aventis y el Ministerio de Sanidad no lo retiró cautelarmente hasta junio de 2005.
Los dos despachos de abogados mencionados aseguran representar ya en conjunto a 2.300 afectadas mientras la Asociación de Defensa del Paciente (ADEPA) afirma representar por su parte a otras 1.400. Cifra global que aumentará sin duda cuando otros casos salgan a la luz ya que hasta hoy muchas afectadas no se han atrevido a contar su experiencia porque una de las características de la depresión es precisamente “la falta de ganas para luchar” en acertada expresión del letrado Fernando Osuna, impulsor de la primera demanda que estudiaron en España los tribunales. Osuna explicó que de los 1.700 casos que representa su bufete 323 ya se hallan inmersos en proceso judicial y en breve se presentarán 100 demandas más en Madrid y otras 1.200 en distintos juzgados para evitar así desplazamientos a las afectadas.
Sanofi Aventisestá acusada de haber ocultado en el prospecto del Agreal que el fármaco podía causar, además de los efectos reconocidos, depresión, ansiedad, insomnio, cansancio crónico, movimientos masticatorios y de la lengua compulsivos, chasqueos, parkinson y síndrome de abstinencia, entre otros.