Nuevo aparato de ondas de choque para aliviar el dolor muscular

    

Los aparatos de ondas de choque para tratar dolores musculares utilizaban hasta ahora ondas direccionales pero una empresa suiza ha desarrollado uno bautizado Swiss Dolorclast que emite ondas de forma radial ampliando notablemente así su campo de acción. Su principal utilidad está en el tratamiento de las sobrecargas o patologías crónicas derivadas de alguna enfermedad o lesión.
Sus efectos más destacables -a corto plazo- son los de revascularizar la zona tratada y disminuir la sensibilidad al dolor debido a la liberación de endorfinas y la estimulación de fibras aferentes cutáneas en los nervios periféricos que actúan inhibiendo la transmisión de impulsos dolorosos.
Las ondas de choque se aplican directamente sobre la zona dolorida penetrando unos 35 milímetros.
Según sus fabricantes no sólo alivia el dolor sino que además rehabilita la zona afectada. El aparato cuesta alrededor de 30.000 euros.