Nuevo tratamiento contra la degeneración macular

 

En Estados Unidos se ha aprobado un nuevo tratamiento combinado de un fármaco y la aplicación posterior de un láser para una de las causas más comunes de ceguera en las personas mayores de 60 años: la degeneración macular en la retina. La terapia es la primera que consigue retardar la pérdida de visión en las personas con “degeneración macular húmeda asociada a la edad”.
La enfermedad (véase el reportaje publicado en el nº 14 de nuestra revista) está provocada por el crecimiento anormal de vasos sanguíneos que se rompen dañando la mácula, área del ojo responsable de la visión central, esencial para la mayoría de las actividades visuales.
El nuevo tratamiento dura unos 20 minutos y consiste en una inyección intravenosa en el brazo con un fármaco Visudyne-, que alcanza los vasos sanguíneos anormales del ojo. Después se activa con un rayo láser dirigido al ojo del paciente. Ahora bien, la terapia retarda el daño en la retina aunque no evita la pérdida de visión ni restaura la visión en los ojos ya afectados.