Nuevo varapalo a los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs)

El consumo de antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) –aspirina, paracetamol, ibuprofeno, ketoprofeno y piroxicam incluidos- por parte de quienes han sufrido algún infarto de miocardio previo aumenta en un 45% el riesgo de muerte o ataque cardiaco recurrente apenas una semana después de empezar a ingerirlos y en un 55% si el consumo se prolonga hasta tres meses. Así lo ha constatado un equipo de investigación coordinado por Anne-Marie Schjerning en la Universidad de Copenhague (Dinamarca).
Cabe recordar que ya en el 2007 la Asociación Americana del Corazón decidió recomendar a los médicos que tuvieran en cuenta el riesgo que para toda persona con una dolencia cardiaca supone ingerir AINEs sugiriendo que sólo se les recetara cuando no hubiera alternativas y, en todo caso, que tomaran únicamente dosis bajas y durante poco tiempo. Obviamente muchos médicos han seguido recetándolos porque ignoran que hay alternativas y no han seguido siquiera esas recomendaciones.
Nosotros debemos añadir que los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) son peligrosos se tengan o no problemas cardiacos. Invitamos a los lectores a leer en nuestra web –www.dsalud.com– algunos de los artículos que hemos dedicado a ellos; por ejemplo los publicados en el nº 80 –Antiinflamatorios: uno de los negocios más rentables… y vergonzosos-,en el nº 105 –El nada “inofensivo” ácido acetilsalicílico, en el nº 107 –Los evidentes riesgos de tomar ibuprofeno-, en el 111 –Naproxeno: un antiinflamatorio y analgésico con más advertencias que indicaciones-y en el nº 112 –Ketoprofeno: otro antiinflamatorio con un sinfín de efectos adversos.