Numerosos casos de cáncer en torno a un superordenador

 

Cinco agentes que trabajaban en el entorno del superordenador de la Policía española conocido como Clara en la madrileña localidad de El Escorial han muerto de cáncer y en apenas año y medio otros doce trabajadores han contraído la misma enfermedad, el 80% funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía. Quienes trabajan allí están convencidos de que existe una evidente relación causa-efecto pues todos utilizan pantalla de visualización CPU y otros aparatos electrónicos. Los afectados llevaban trabajando en el lugar más de 20 años por lo que todo apunta a que probablemente enfermaron por haber estado expuestos durante muchos años a bajos niveles de radiación.Por consiguiente, aunque el Ministerio del Interior ha ordenado medir tanto las radiaciones ionizantes como no ionizantes además de valorar los aparatos que contengan entre sus componentes amianto es obvio que se alegará finalmente –al tiempo- que no hay ”evidencias científicas” de la relación entre ambos hechos. Solo que no los hay porque jamás se han buscado. No hay un solo estudio oficial en el mundo sobre la incidencia a largo plazo de las radiaciones de baja intensidad en la salud. Porque si se hicieran se descubriría la verdad y las demandas lloverían. Lo mismo pasó durante décadas con el tabaco.