Para la tos persistente… chocolate 

 

Una investigación británica asegura que uno de principios activos del chocolate, la teobromina, es eficaz en los casos de tos persistente -la que dura más de dos semanas- al inhibir el nervio vago por lo que pretenden comercializar antes de dos años un fármacobasado en él que se ha bautizado como BC1036. Manfred Scheske, director ejecutivo de la compañía interesada, entiende que su ventaja es que no tiene los efectos secundarios de la codeína, alcaloide que originalmente se extraía del opio y hoy se utiliza en estos casos. ¿Y para qué un fármaco cuando se puede ingerir chocolate negro o cacao puro? La respuesta de la empresa es que así también podrán beneficiarse aquellos a los que no les gusta el cacao y el chocolate.