Premian a Surendra Shastri por demostrar que el vinagre reduce un tercio las muertes por cáncer cervical

La Sociedad Americana de Oncología Clínica acordó en la reunión anual que acaba de celebrar en Chicago (EEUU) premiar al doctor Surendra Shastri -oncólogo del Hospital Tata Memorial de Bombay (India)- con el Premio Humanitario 2014 por su contribución a la prevención del cáncer en las poblaciones más desfavorecidas. Y es que este singular médico ha demostrado que cuando el ácido acético del vinagre se adhiere a las células pre-malignas éstas adquieren inmediatamente una coloración blanquecina que se aprecia a simple vista mientras las sanas mantienen su color normal; una prueba que no cuesta más de un euro y permite prevenir la aparición del cáncer de cuello de útero. Se calcula que esta información puede haber salvado la vida a más de 726.000 personas. Eso sí, a los oncólogos les parece un buen método "para la población pobre" porque quiere que las demás mujeres sigan haciéndose citologías y comprando sus carísimos e ineficaces fármacos. Lo singular es que el método es eficaz y así lo han avalado el Gobierno indio y la propia Organización Mundial de la Salud (OMS).
Recordemos además que el ácido acético es un potente antibacteriano capaz de eliminar incluso micobacterias resistentes a los fármacos. Lo constató un equipo del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas  de Caracas coordinado por Howard Takiff en colaboración con el Albert Einstein College of Medicine de Nueva York. Basta una disolución con un 6% de ácido acético durante 30 minutos -concentración ligeramente mayor a la del vinagre común- para destruir por completo in vitro las bacterias patógenas.