Primer implante en España de células madre óseas en un corazón infartado

 

Un equipo médico del Hospital Clínico Universitario de Valladolid -con la colaboración del Hospital Universitario Río Hortega de la misma ciudad y del Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM)- dirigido por el cardiólogo Francisco Fernández Avilés halogrado implantar por primera vez en España células madre óseas en el corazón infartado de un paciente a fin de intentar regenerar el tejido dañado. Hasta ahora sólo se había efectuado este tipo de operación en Alemania.
El paciente, de 66 años, había sufrido un infarto muy extenso  -de más del 60% de la bolsa cardiaca- y se encuentra bien tras la operación que duró sólo 30 minutos y se hizo con anestesia local. Bastó una pequeña punción en la ingle del enfermo para que a través de ella, mediante catéteres miniaturizados, se depositaran en el tejido cardiaco 20 millones de células madre hematopéyicas extraídas con anterioridad de la médula ósea del propio paciente.
La idea es que las células implantadas se transformen en células cardiacas y se multipliquen para sustituir a las destruidas por el infarto de forma que se logre la reparación del tejido necrosado antes de que cicatrice.
El único precedente parecido se desarrolló en nuestro país la Clínica de la Universidad de Navarra donde se efectuó un implante similar pero con células madre procedentes de tejido muscular.
Una de las principales ventajas de las células madre óseas con respecto a las musculares es que las primeras reparan no sólo el músculo sino también los vasos y la conexión entre las distintas células lo cual hace que el corazón se contraiga de forma armónica y no se produzcan arritmias. Otra ventaja es su facilidad de implante frente a las musculares ya que éstas se tienen que insertar en el órgano enfermo en una intervención a corazón abierto. Además, mientras las musculares necesitan una preparación de dos a cuatro semanas -lo que impide que se puedan implantar en la fase aguda del infarto- las óseas se pueden implantar en menos de 24 horas.