Prohíben las sesiones con rayos UVA a los menores de 18 años en Cataluña

 

La Generalitat ha decidido aumentar de 16 a 18 años la edad para utilizar los centros de bronceado artificial con rayos UVA modificando el decreto que regula el funcionamiento de estas instalaciones y que aprobó en diciembre del 2001. El decreto señalaba que los menores de 16 años sólo podían acceder a tales centros aportando un informe médico favorable en el que se además se aconsejara la dosis y la frecuencia. La normativa actual obliga además a informar a los usuarios de los peligros de la exposición a los rayos ultravioletas y a ofrecerles un folleto informativo con advertencias sobre los riesgos.