Prohíben la Feria Salud y Consciencia de Alicante alegando que iba a hablarse de «pseudoterapias»

Por intervenciòn del Colegio Oficial de Médicos

La Institución Ferial Alicantina (IFA) -entidad de carácter público- decidió unilateralmente cancelar la Feria Salud y Consciencia que iba a celebrase los pasados días 1 y 2 de diciembre de 2018 cediendo a la presión del Colegio Oficial de Médicos de Alicante que se negaba a que en ese acto pudieran dictarse conferencias, celebrarse seminarios o darse charlas sobre lo que sus dirigentes llaman «pseudoterapias» o «pseudociencias». Acto de censura antidemocrático propio de las dictaduras que fue propiciado por los sectarios del llamado Círculo Escéptico cuyos integrantes bombardearon con emails y tuits las instituciones oficiales alicantinas presionando para que el acto se prohibiera.

La Feria de Salud y Consciencia tiene como objetivo dar a conocer anualmente a la sociedad los productos ecológicos, BIO, artesanos, naturales y saludables que se encuentran a disposición del púbico e informar de las terapias complementarias, alternativas e integrativas.

El primer «toque a atención» lo recibieron los responsables de IFA desde el Colegio Oficial de Médicos de Alicante que les advirtió de lo inadmisible de determinadas ponencias. Amenaza ante la cual se censuró a 2 de los 4 principales conferenciantes llevando ello a los organizadores a suspender las cuatro ponencias como signo de solidaridad con los censurados. Los responsables de IFA solicitaron entonces una relación de las más de 40 charlas y talleres que se iban a realizar alegando que iban a ser supervisadas por el Colegio de Médicos de Alicante cuyos dirigentes, en un alarde de prepotencia, añadieron cuatro charlas a dar por ellos sin ser parte de la feria. ¿El resultado? Quince días antes de su inicio la directora de la Institución Ferial Alicantina (IFA), Esther Guilabert, informó a sus organizadores de que o suspendían la mayoría de las charlas y talleres o la feria no se celebraba. Y al no aceptar los organizadores tan arbitraria imposición decidió suspender unilateralmente el acto violentando los derechos adquiridos por los organizadores y mostrando un absoluto desprecio hacia los ponentes, expositores, trabajadores, asistentes y simpatizantes del evento. Puro ejercicio de democracia.