Propone trasplantar la cabeza de un parapléjico en el cuerpo de alguien que haya muerto cerebralmente y su cuerpo esté sano

 

Un veterano cirujano quiere que se le permita llevar a cabo un transplante de cabeza de una persona parapléjica en el cuerpo de un paciente con muerte cerebral.
Así se lo comunicó el profesor Robert J. White, de 75 años, a las 250 personas que asistían a la conferencia que, titulada Transplantes de cabeza e implantes de cerebro, dictó a primeros de Septiembre en el Museo Alemán de Higiene de la ciudad de Dresden.
Para sorpresa de muchos de los expertos reunidos al acto, White expuso los experimentos que ha realizado ya con primates añadiendo que“los conocimientos para estos transplantes están a nuestro alcance y la técnica lista”.
White sostiene que las personas aquejadas de paraplejia severa del cuello hacia abajo corren grandes riesgos de sufrir con el tiempo multitud de enfermedades y fallos orgánicos de todo tipo y que la única solución para ellos hoy día es “hallar un cuerpo nuevo”.