¿Protege el café del cáncer de mama?

 

Consumir entre dos y tres tazas de café al día parece proteger del riesgo de desarrollar cáncer de mama o, al menos, retrasa su aparición… en el caso de algunas mujeres Así lo afirma un estudio efectuado por Helena Jernström en la Universidad de Lund (Suecia) que se acaba de publicar en Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention. La razón –dice- estaría en el efecto que el café causa en los estrógenos y en que la cafeína obstaculiza el crecimiento de las células cancerígenas (algo que nunca habíamos oído decir). La investigadora llegó a estas conclusiones tras estudiar los hábitos de consumo de café de 460 mujeres con cáncer de mama que fueron tratadas en Lund.
Ahora bien, ese beneficio sólo se obtienen si la mujer tiene la variante del gen CYP1A2 que codifica una enzima que metaboliza los estrógenos y el café. Y es que resulta que la mitad de las mujeres tienen la variante A/A mientras el resto tiene la A/C o la C/C.
En suma, tomar café para prevenir el cáncer de mama sólo sería eficaz en las mujeres que tienen una de las variantes A/A y beben al menos tres tazas de café al día. En el resto los efectos serían mucho menores o nulos. Lo contradictorio –aparentemente al menos- es que luego agrega que el cáncer de mama aparece considerablemente más tarde -o no aparece- entre las mujeres que nunca beben café o lo hacen con rara frecuencia… salvo si siguieron la igualmente ineficaz y peligrosa Terapia Hormonal Sustitutoria.
En suma, el estudio parece indicar que el café no es positivo para las mujeres salvo que posean una de las variantes A/A del gen CYP1A2.