Prueban en 1.500 españoles una vacuna contra una hipotética gripe aviar que contagiase a humanos 

 

Tres hospitales de Madrid –el 12 de Octubre, el Clínico San Carlos y La Princesa- y dos de Barcelona –el de Valle de Hebrón y el Clínico- han empezado a probar en 1.500 voluntarios sanos una vacuna desarrollada por la multinacional GlaxoSmithKline (GSK) contra el llamado virus de la gripe aviar –bautizado como H5N1- en el marco de un estudio clínico internacional que busca un fármaco que pueda al menos reducir la mortandad en caso de una posible pandemia. El ensayo terminará a principios del año que viene. Para sus autores el H5N1 es una "amenaza emergente" y la vacuna "la mejor prevención posible". Lo que se pretende es evaluar los posibles efectos secundarios y la inmunogenicidad de la vacuna. Dicen quienes van a aplicarla que se administrará fraccionada para garantizar que sea imposible que cause la gripe y se aplicará intramuscularmente junto con un adyuvante que potencia los efectos inmunogénicos. Actualmente hay ocho compañías farmacéuticas buscando “su” vacuna contra la gripe aviar por si ésta muta y puede llegar a infectar a seres humanos. Tal es, sin más, la vergonzosa noticia que se ha dado a conocer en todos los medios.
Sin embargo, como nuestros lectores bien saben, el “virus de la gripe aviar” no se contagia ni comiendo aves infectadas y no puede contagiarse entre seres humanos por lo que hablar de una posible pandemia es una burla al sentido común y a la inteligencia. Y si mutase y fuese realmente peligroso las vacunas que hoy se prueban serían absolutamente inútiles. Es más, reiteramos que la gripe aviaria podría estar siendo utilizada como perfecta coartada para realizar investigaciones que atendiendo al convenio internacional de 1969 contra la proliferación de armas biológicas no resultarían muy presentables. La creación de variaciones artificiales sobre el virus H5N1 u otros virus de la gripe o sobre otros agentes biológicos con la justificación de ataques bioterroristas o epidemias podría acabar desembocando en la creación de virus artificiales mucho peores que cualquier mutación de la naturaleza o de virus nuevos…Que este ensayo se haya permitido en España nos parece intolerable. Se está jugando con la salud y la vida de todos los españoles autorizando este tipo de estudios. Invitamos a los lectores que aún no lo hayan hecho a leer en la sección de Reportajes de nuestra web –www.dsalud.com– el esclarecedor artículo de denuncia que sobre este asunto publicamos en el número 82  con el título La gripe aviar, el Tamiflu y el negocio del miedo.