Quedarse toda la noche estudiando disminuye las posibilidades de aprobar 

Perder horas de sueño durante los exámenes no ayuda a conseguir buenos resultados académicos, según un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard. El sueño es un aspecto muy importante en el proceso de aprendizaje y si un estudiante se pasa la noche estudiando disminuyen sus posibilidades de éxito.
Los hábitos del sueño son tan importantes durante la época de estudio que si un estudiante intenta recuperar el sueño perdido el impacto negativo de la pérdida dura en el organismo incluso hasta tres días después. Ello significa que los efectos negativos pueden perdurar incluso si el estudiante duerme bien la noche anterior al examen.
El sueño juega un papel vital en el proceso de aprendizaje ya que ayuda a que la información se sedimente en el cerebro. Según los expertos, la memoria se suele perder a menos que el cerebro no lleve a cabo un proceso por el que “sujete” esa información.