¿Realmente es bueno para el corazón evitar la grasa?

Los médicos aseveran que una alimentación rica en grasa puede llevar a sufrir un infarto pero lo cierto es que también mejora la insuficiencia cardiaca de corazones enfermos incapaces de bombear suficiente sangre al organismo. Al menos así aseveran que ocurre en ratones dos investigadores españoles del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) en un estudio que acaba de publicarse en Science: Borja Ibáñez y Jaime García Puente. Y para probar si así ocurre también en personas han puesto en marcha en la madrileña Fundación Jiménez Díaz un proyecto piloto con diez pacientes afectos de miocardiopatía dilatada -patología que lleva a menudo a la insuficiencia cardiaca y a una muerte prematura- a los que va a darse una dieta rica en ácidos grasos. Según estos investigadores a los ratones se les alimentó con un alto contenido de grasas consideradas “malas” y en lugar de enfermar no engordaron de forma patológica, no desarrollaron insuficiencia cardiaca y vivieron más. Lo paradójico es que les dieron la misma comida que dan a los animales sanos para provocarles la formación de placas de ateroma.

Los investigadores, intentando explicar esta paradoja, entienden que ello se debe a que las mitocondrias de los cardiomiocitos de las personas sanas -que permiten que el corazón bombee sangre- consumen sobre todo ácidos grasos mientras en las personas con insuficiencia cardiaca consumen preferentemente glucosa. De ahí que ambos investigadores postulen que la causa de la enfermedad podría ser "la utilización prolongada de glucosa" por los cardiomiocitos añadiendo que cuando se sigue una dieta rica en ácidos grasos “se fuerza a las células del corazón con el problema mitocondrial a consumir más ácidos grasos que azúcares y así evitan su anomalía mitocondrial”.

Hasta aquí la noticia: nosotros discrepamos de la "explicación". Los problemas de corazón -como los del resto de los órganos- suelen deberse mayormente al enorme consumo actual de azúcares. Restringiendo el azúcar… todo mejora.