Regeneran las neuronas de ratones viejos transfundiéndoles simplemente plasma de otros más jóvenes 

Un equipo de científicos dirigido por Saúl Sevilla en la Universidad de Stanford -sita en Palo Alto (California, EEUU)- ha logrado revertir en ratones el deterioro cognitivo propio de la vejez ¡transfundiéndoles simplemente plasma sanguíneo procedente de ratones más jóvenes! El estudio se dio a conocer en la Sociedad para la Neurociencia de Nueva Orleáns (Luisiana, EEUU) y según se indica en las conclusiones –que recoge New Scientist– se debe a que estimula el crecimiento de nuevas células en el cerebro. "Sabíamos que la sangre tiene un efecto enorme en las células cerebrales -explicó Sevilla- pero no hasta el punto de que permite la regeneración celular". Es más, el hipocampo de los ratones tratados mostró cambios en la expresión de 200 a 300 genes -en especial los involucrados en el aprendizaje y la memoria- aumentando el número y fuerza de las conexiones neuronales. Los investigadores ignoran por qué se logra tan sorprendente resultado así que han empezado a investigarlo.